Mujeres para una iglesia participativa e inclusiva. Aportes desde la espiritualidad ignaciana.

Por: María Fernanda Narváez M. -Comité de Comunicaciones CVX Colombia

El papel de las mujeres en la iglesia, evento organizado por CVX España con motivo del día de la mujer fue un espacio para el diálogo con Pepa Torres, religiosa de la congregación Apostólicas del Corazón de Jesús, filóloga, teóloga, educadora social y activista de la red Miriam de espiritualidad ignaciana femenina.

En la conferencia CVX, Pepa cuenta que, después de pasar por una crisis eclesial y espiritual, en medio de un contexto muy masculino y clerical, se une a otras mujeres para crear un espacio de celebración de fe y vida. En este brota el deseo de acompañar a mujeres en la búsqueda de la espiritualidad incorporando símbolos femeninos, recreando textos bíblicos y místicos desde una experiencia femenina junto con la lectura del libro El Dios de las mujeres de Luisa Murano.

Además, surge en ella un deseo muy fuerte de estudiar a las fundadoras de las congregaciones femeninas, especialmente las de espiritualidad ignaciana. Por ende, destaca la originalidad femenina en la ignacianidad y cómo la espiritualidad es fuerza de empoderamiento y libertad.

Ella fue inspirada por la espiritualidad ignaciana a ser iglesia en frontera, en salida, estirándola allá donde la institución no llega. De este suceso viene su decisión de estudiar teología y actualmente trabaja en pastoral con una conciencia muy fuerte de ser iglesia y trabajar en ella. 

Su compromiso social se basa en transformar un mundo al que muchas mujeres no tienen acceso. Existen diversas situaciones que le cuestan y en donde se siente excluida:

  1. La experiencia de la eucaristía, en donde las mujeres estamos como espectadoras
  2. Los lenguajes tan masculinos de la liturgia en los que no nos reconocemos
  3. Los pocos textos que hay en la liturgia que se refieren a mujeres en la biblia
  4. El estereotipo de las religiosas como mujeres sometidas, sin formación, servidoras de los hombres de la iglesia

Sin embargo, Pepa expresa que podemos pensar a Jesús como el estereotipo de una masculinidad alternativa. Jesús libera a las mujeres y restaura su dignidad sin imponer; por el contrario, las invita a ser sus compañeras de misión (Lc 8, 1-3). Lastimosamente, este texto suele ser ignorado en la iglesia. En ese sentido, la realidad de las mujeres no puede ser ajena a esta premisa: es una espiritualidad de frontera, fe y justicia que está gravemente herida de violencia y pobreza como consecuencia del patriarcado. 

Hacer ese recorrido que Jesús tuvo en el papel de las mujeres sería sanador para la comunidad eclesiástica, pues es necesario hacer un trabajo de desaprendizaje de conductas que muchas veces son legitimadas por las religiones.

Por esta razón, Pepa decide unirse con otros grupos de mujeres para crear espacios dentro de las propias comunidades de base en donde se apoyan y se fortalecen para después salir a las realidades mixtas.

Por ejemplo, la red Miriam hizo un recorrido por los ejercicios espirituales teniendo en cuenta que partieron de una experiencia de San Ignacio: un caballero de la edad media que decía que los ejercicios se tienen que adaptar a tiempos, lugares y personas. A pesar de su vigencia en la actualidad, la red Miriam ha creído que no es suficiente ya que es necesaria una relectura explícita en clave de mujer: una experiencia de Dios propia de las mujeres.

Con este propósito, la red Miriam ha hecho un recorrido por los Ejercicios para ver cómo pueden adaptarse desde esta perspectiva. En concreto, son muy distintas las tentaciones de segunda semana: riqueza, vanagloria para las mujeres y en la 4ª semana son las mujeres las que perciben la resurrección primero que los hombres. El discernimiento que tiene origen en percibir la realidad y esta es percibida de una manera distinta por las mujeres, el servicio, la misión, etc.

En consecuencia, la Red Miriam ha creado un Seminario de formación permanente y un círculo de espiritualidad guiada en un intento de hacer ejercicios espirituales desde claves femeninas, un acompañamiento más circular que individual y la traducción de las grandes palabras ignacianas a las mujeres más jóvenes principiantes en la cultura ignaciana. Es un espacio en el que se anima a crear grupos para acompañar a mujeres, en  los que se “recrea” la espiritualidad ignaciana .

Como prueba de la vigencia y pertinencia de espacios especializados en la espiritualidad ignaciana femenina, el seminario de acompañamiento en la red Miriam tiene ya 25 años de experiencia como escuela de acompañamiento en clave de mujer.

Para saber más sobre la red Miriam y sus espacios de formación visita http://redmiriam.blogspot.com/

El video con la conferencia completa se encuentra aquí: https://www.youtube.com/watch?v=IEDG7XID3pw

San Ignacio y los Ejercicios Espirituales en tiempos de pandemia

Por : Yamid Castiblanco SJ

Pocos son los montañistas que logran llegar a la cima del Everest y aún menos son los que, después de haber subido hasta allí, se vuelven entrenadores experimentados que ejercitan a otros para que muchos más alcancen el “techo del mundo”. Algo así ocurre con los santos canonizados por la Iglesia católica. Por supuesto que ninguno de ellos y ellas quiso de manera egoísta relacionarse con Dios despreocupándose de las necesidades y la vida espiritual de los demás. Sin embargo, San Ignacio de Loyola es uno de esos santos cuyo mayor esfuerzo y aporte a la Iglesia fue y sigue siendo precisamente aquel de ayudar a las personas a encontrarse con Dios.
Todos sabemos que ese camino de encuentro personal con el Señor está abierto a todas las personas y no hay que ser un sabio o un gurú descubrir su amor en nuestro día a día. No obstante, el Santo de Loyola experimentó en carne propia que tal camino no es fácil; que, como todo ascenso, recorrerlo es una tarea exigente y de cuidado ya que hay despeñaderos y se corre el riesgo de caer. A través de San Ignacio vemos que tal tarea es ardua e inacabada, ya que la bruma se hace más espesa en las alturas. Se puede perder de vista el horizonte y ni siquiera es posible advertir qué tan cerca se está de la cima, si es que hay una definitiva…
Existe la tentación de desanimarnos frente a este panorama. Con todo, habiendo sido siempre apasionado y de grandes anhelos, primero como caballero y luego como peregrino, Ignacio es testimonio de cómo Dios es capaz de enderezar nuestras intenciones y encaminar nuestros deseos y capacidades hacia la misión del Reino que tanto movió a Jesús de Nazaret. Pero no sólo eso. Siendo un hombre de método, rigurosidad e intensa fe, Ignacio no sólo escaló la montaña, sino que escribió los Ejercicios Espirituales, un itinerario de oración que a lo largo de cinco siglos han sido un instrumento privilegiado para nuevos “montañistas” dispuestos a ir más alto, a dar más de sí a Dios y a los demás.
Estos ejercicios no son un diario ni un tratado. Son justamente prácticas con temas concretos que atraviesan la existencia humana y la vida de Jesús, el centro de la experiencia. No es un libro para leer de corrido, sino la síntesis de una experiencia personal que el/la ejercitante está llamado a hacer propio, examinando profundamente su vida con el objetivo de configurarla cada vez más a la manera de Cristo.
Somos conscientes de que sin la gracia de Dios no podríamos ir más allá de nuestros límites, sanar nuestras heridas, perdonar, amar, trabajar por un mundo mejor. Sin embargo, los Ejercicios espirituales, adaptados siempre a las circunstancias, son un método, un mapa que nos pueden ayudar a transitar por las sinuosidades de nuestra alma para dejarnos encontrar por Dios. Ese Dios que no sólo está en la cima, pero que nos atrae hacia ella porque confía en que podemos ir más allá, que podemos llegar más lejos, que podemos ser mejores seres humanos para un mundo con grandes abismos y enormes retos.
¿Estás dispuesto, como Ignacio, a correr el riesgo, ejercitarte y ponerte en camino? Te invitamos entonces en tiempos de pandemia a participar así de la experiencia de Ejercicios espirituales en la Vida Corriente Online para que vivas mejor este tiempo y, aunque aislado/a, no te quedes estancado en tu vida interior.

¡Ánimo y buena escalada!

¡FELIZ DÍA!

Conversatorio sobre las 4 estaciones

recrear tu vida tras la ruptura de pareja

Conversatorio con Marisol Ortíz de la CVX España. Cuando vivimos una ruptura de pareja o matrimonial, la vida queda muy alterada. Necesitamos un tiempo nuevo para recuperar la estabilidad y poder reiniciar nuestro proyecto vital y familiar.

Y para ellos necesitamos pasar por unas fases de sanación y reconciliación, que como las estaciones del año, nos lleven a florecer de nuevo.

Fecha: 25 de Junio de 2019. 5PM. Entrada Libre. Confirmar Asistencia

Encuentro de Socialización de la Asamblea Mundial



Medellín: Les compartimos que el sábado 22 de septiembre se llevo a cabo el Encuentro de CVX Medellín con nuestros queridos representantes a la Asamblea Mundial. Fue un compartir fraterno que se llevo a cabo con representantes del grupo Caminantes, Éxodo y Semillas que dejan huella, con Nuestro Asistente Eclesiástico José Roberto Arango S.J., Mónica Salcedo y Flor Alicia Moncaleano.

Seguir leyendo “Encuentro de Socialización de la Asamblea Mundial”

Vida fecunda de la CVX Regional Santander: seguimos celebrando nuestros 50 años

“El viernes 2 de junio el comité apostólico de Ejercicios Espirituales de CVX Santander organizó una “Tertulia Espiritual” con el P. Julio Jiménez, S.J., y la participación de más de 60 personas que disfrutaron una tarde de oración, alegría, música y crecimiento espiritual que fortalece e invita a continuar en la misión del anuncio del Evangelio en nuestra vida cotidiana.”

Encuentro con Asistente Eclesiástico Mundial de la CVX

El pasado 13 de agosto, en el Colegio San Bartolomé de la Merced, la CVX Colombia tuvo la oportunidad de tener un corto encuentro con nuestro Asistente Eclesiástico Mundial, P. Adolfo Nicolás, SJ. Este es un momento muy especial para la CVX en el cual se contó con una buena representación de la Comunidad Nacional. En este espacio presentamos nuestro saludo, entregamos una ofrenda, escuchamos al P. Adolfo. Al finalizar el encuentro tomamos una foto que registró este momento.

A continuación un resumen breve preparado por uno de los miembros de la CVX que asistió al encuentro con el P. General. Resumen de la intervención del P. General durante el Encuentro con miembros de la CVX
Autor: Jairo Rivas, de la Comunidad Kairós.

El P. General nos mencionó su reflexión sobre los lenguajes en la Biblia. El primero de ellos, el histórico, el de las grandes gestas, el que le permitió a Israel ganar identidad a partir de su conciencia como pueblo elegido.

El segundo es el lenguaje profético, que aparece cuando ese pueblo y su fe entran en crisis. La voz de los profetas ponen las cosas en su verdadera dimensión: el deseo de Dios no son los rituales, sino la justicia, la atención a los pobres y desvalidos. Pero esa llamada de los profetas solo tiene sentido al interior de una comunidad de fe.

El tercer lenguaje aparece cuando el pueblo elegido sufre la experiencia del exilio. En esta situación, muchos abandonan la propia fe, la comunidad desaparece y apenas se mantiene el “resto de Israel”. En estas circunstancias aparece el lenguaje de la sabiduría.

Como ven, esta es una manera de resumir el Antiguo Testamento. Y el P. General añadió que estos diversos lenguajes pueden ser asociados a distintos momentos de la vida comunitaria. El primero es apropiado para los inicios de la vida de una comunidad, donde de lo que se trata es de forjar una identidad. El segundo nos ayuda a recordar el verdadero sentido de la fe en todas las demás etapas, porque es una voz que invita al discernimiento, a no quedarse quietos. Pero el tercer lenguaje es el apropiado cuando uno está en las fronteras (donde como CVX queremos estar), pues allí no hay comunidad de fe y por tanto el lenguaje profético no es útil, no es escuchado, mientras que el lenguaje de la sabiduría sí es aceptado por todos. Para alcanzar el lenguaje de la sabiduría es necesaria la reflexión y el estudio, y esta es una invitación y una necesidad para quienes deseen estar y trabajar en las fronteras.